PERDER GRASA: 5 ESTRATEGIAS

Perder grasa corporal. ¿Por qué y cómo? Estrategias que te pueden a ayudar en la pérdida de grasa corporal
Artículo escrito por Yosimar Glez, especialista en Dietética en Casa de la Luz Salud Integrativa.

Tras la cantidad de noticias que vemos cada día en la prensa y en redes sociales sobre ciertas estrategias milagrosas que nos ayudarán a perder kilos y a tener un cuerpo diez, hoy queremos destacar algunas que, gracias al respaldo científico, sí han mostrado una mayor efectividad en la pérdida de grasa corporal.

Empecemos diciendo que la realidad a la que nos vamos a enfrentar cuando decidimos dar el paso hacia nuestros objetivos, requiere de ciertos cambios y de un compromiso con nosotros mismos, de que pondremos todo el empeño en lograrlo. Claro está que nosotros en consulta te vamos a ofrecer las herramientas necesarias para que lo puedas conseguir. Evidentemente, dejando a un lado el sufrimiento y el hambre al que asociamos cuando escuchamos la palabra dieta.

Digamos que se trata más bien de aprender a comer mejor.

De priorizar e introducir aquellos alimentos que nos van a aportar lo que realmente necesita nuestro cuerpo. Apartar a un lado aquellos que no nos hacen falta, o que podemos desplazar para ocasiones puntuales. Todo esto se puede adaptar al contexto individual de cada caso, tratando de disfrutar del proceso.

Ahora sí, pasemos a ver las diferentes estrategias que podemos incorporar.

1. Incluye huevos en tu primera comida del día.
Aunque te cueste creerlo, comer huevos enteros puede tener todo tipo de beneficios, y uno de ellos incluye la pérdida de peso. Esto es así porque se ha visto que incorporar huevos en el desayuno puede ayudarte a comer menos calorías totales en las próximas 36 horas, lo que te ayudará a mejorar la composición corporal. El huevo es un alimento que nos aporta mucha saciedad por su proporción de grasas saludables y proteína.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16373948

*Hay que decir que el huevo no es el único alimento que nos puede ofrecer estas garantías, existen otros alimentos que también podríamos incluir.

2. El café y el té verde. Dos bebidas conocidas por todos.
Estas bebidas nos aportan cantidad de beneficios, entre ellos destaca la gran cantidad de antioxidantes. Los estudios nos muestran que la cafeína (contenida en el café) puede aumentar nuestro metabolismo entre un 3-11% y favorecer la quema de grasas entre un 10-29% https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/7486839 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2912010

El té está cargado de grandes antioxidantes, llamado catequinas, que parecen funcionar de forma sinérgica con la cafeína y que, juntas, potencian la quema de grasas. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0031938410000703
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10702779

*Importante, que no añadas mucho (o nada) de azúcar a la hora de tomarlo y que no lo acompañes de la típica galletita a la que acostumbramos. Esto restará cualquier beneficio positivo que te puedan aportar.

El consumo de carbohidratos refinados está relacionado con un riesgo drásticamente mayor de muchas enfermedades, como la obesidad, las cardiopatías y la diabetes tipo 2.

3. Reduce el consumo de carbohidratos refinados y de azúcares añadidos.
¿Qué son los carbohidratos refinados? Muchos alimentos enteros altos en carbohidratos son totalmente saludables y nutritivos. Por otro lado, los carbohidratos simples o refinados han sido eliminados, en su mayoría, de ciertos nutrientes como vitaminas, minerales y fibra. Se digieren rápidamente y tienen un alto índice glucémico. El consumo de carbohidratos refinados está relacionado con un riesgo drásticamente mayor de muchas enfermedades, como la obesidad, las cardiopatías y la diabetes tipo 2.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10049982 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23803881 https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/j.1753-4887.2000.tb01855.x

*Si vas a comer carbohidratos, asegúrate de elegir mejores fuentes: vegetales, hortalizas, frutas, tubérculos o legumbres.

4. Experimenta con ayunos intermitentes.
Además de sus beneficios directos para la salud, ayudan en muchos casos a regular la ingesta calórica y a mejorar la relación con la comida, sin ser esclavo de horarios y calorías.

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5043510/pdf/OSP4-2-293.pdf

*Si quieres conocer mejor e introducirte un poco más en esta estrategia, te recomiendo ver el siguiente post de la página fitness revolucionario.
https://www.fitnessrevolucionario.com/2015/09/12/mitos-ayuno-intermitente/

5. ¿Has probado una dieta low-carb?
Ha mostrado ser efectiva para perder grasa corporal. Pero, ¿Qué es una dieta low-carb? Pues como el mismo nombre indica, se trata de una pauta nutricional en la que reducimos el consumo total diario de carbohidratos a cantidades aproximadas de 120 y 150 gramos, según el caso individual. Esta pauta prioriza el consumo de grasas y proteínas a través de la dieta. Para muchas personas es más fácil llevar un déficit calórico siguiendo esta pauta, pues aumenta mucho la saciedad y por ende se consumen menos calorías. Si se crea una buena adherencia es un método muy fiable.

https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/j.1464-5491.2007.02290.x https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12679447 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12761364

Como ves son muchas las herramientas que podemos seguir e implementar en nuestro plan nutricional para conseguir una mejor composición corporal, mejorar nuestro rendimiento y tener un mejor estado de salud.

Pide cita llamando al 644470520

“Las enfermedades no surgen de la nada. Se desarrollan por pequeños pecados diarios contra la naturaleza. Cuando suficientes pecados se han acumulado, las enfermedades aparecen de repente”.


Hipócrates